VIA COSENZA: una familia heladera que se agranda con franquicias

La tradicional cadena de helados de Zona Sur se prepara para llevar sus sabores a nuevos horizontes con el desarrollo de nuevas franquicias

Con un consumo anual de casi 7 kilos per cápita y un 20% de los habitantes autoproclamados como “fanáticos”,  el helado ocupa un lugar importantísimo en la vida de los argentinos. Esa pasión, incluso, ha ido creciendo y en los últimos 20 años el consumo creció más de un 50%. Via Cosenza, que comenzó como una pequeña heladería de barrio en Florencio Varela en 1992, fue testigo y parte de ese crecimiento.

Fundada por una familia italiana, Via Cosenza siempre se distinguió por la excelencia de sus materias primas. Con el paso de los años y aprovechando el avance tecnológico, fue adquiriendo lo último en maquinaria para combinar tradición y tecnología y así ofrecer los más de 60 sabores permanentes y de estación que se presentan en las distintas sucursales. Su historia es la misma que la del resto de los argentinos:  así como el gusto por el helado se fue popularizando, Via Cosenza fue agrandándose para acompañarlo.

Hoy son 2 los locales propios, más 3 exitosas franquicias. Con un 5% de regalías y una inversión que se recupera en aproximadamente 18 meses, sumado al inagotable gusto argentino por el helado, las franquicias de Via Cosenza ofrecen un buen negocio. Además, quienes optan por invertir en una de ellas, se benefician por una marca con gran reconocimiento, un producto de primera y una comunicación centralizada.

Por todo esto, no es de extrañarse que esta famiglia heladera esté lista para agrandarse aún más. Por un lado, con una imagen y sitio web renovados y una mayor presencia en redes sociales; por otro, gracias a su nueva y moderna planta fabricadora de 600m2 que permite proveer a cualquier franquicia con un producto de máxima calidad. Con el sello de un Maestro Heladero y su staff de 10 personas altamente calificadas, la marca vela por la elaboración y la calidad de todos los productos, a la vez que mantiene un riguroso cuidado en higiene y manipulación de alimentos, con los más altos estándares de seguridad.

Via Cosenza busca posicionarse como mucho más que una heladería. Sus locales, de ambientación moderna y cálida, prometen ser lugares de encuentro a toda hora y en cualquier época del año. Además de los famosos helados, se ofrece café Illy, exquisita pastelería - con la curaduría de @amasa.madre, una carta con opciones para un desayuno, almuerzo o cena: desde deliciosos tartines y medialunas hasta wraps o sándwiches con pan casero, y con una variedad de bebidas especiales como smoothies, licuados y milk shakes.

Acorde a las necesidades del negocio actual, Via Cosenza cuenta también con un FoodTruck para eventos atendido por empleados profesionales, que permiten vivir la experiencia de la heladería en cualquier lugar, y también cuenta con canales de venta como MasDelivery y PedidosYa para asegurar que el helado puede llegar a todo el que lo desee.

Con la misma dedicación con que Via Cosenza pasó de una heladería barrial a un verdadero clásico de Zona Sur, ahora el sistema de franquicias busca expandir esta tradición para que la familia heladera sea cada vez más grande, y que los que aman el helado puedan tener siempre un Via Cosenza cerca para disfrutarlo.

Vea la ficha técnica AQUÍ

 

Fuente: www.gaf-franquicias.com

16 de Julio de 2019