Como definir TU propio plan de capacitación inicial

En nuestra entrega anterior te contamos acerca de la importancia de planificar los distintos pasos dentro de una puesta en marcha o apertura de nuevos locales franquiciados. Dentro de estas etapas, sin duda hay una que influye significativamente en el éxito (o fracaso) del negocio; La capacitación inicial. Lee la nota completa e infórmate como deberías preparar esta etapa tan importante.

Todo proceso de adquisición de una franquicia despierta, más tarde o más temprano, algunas interrogantes relacionadas al proceso de capacitación inicial; ¿Cómo es? ¿En qué consiste? ¿Cuánto tiempo dura? ¿Dónde se realiza? ¿Se tiene que capacitar a todo el personal por igual? ¿Quién absorbe los costos de viajes, viáticos, etc.? ¿Yo, como Franquiciado debo capacitarme también?. Las respuestas son múltiples y No existe una fórmula mágica. Cada empresa deberá planificar la capacitación a medida del modelo de negocio que pretende replicar.  A continuación expondremos algunas consideraciones a tener en cuenta al momento de diseñar nuestro propio plan de capacitación.

Primero el QUIEN. Los perfiles de Puesto.

Antes de sentarnos a pensar "QUE" debo enseñar, sería importante definir los perfiles que deberán asimilar la información. Que aptitudes, cualidades, habilidades, formación y experiencia deben reunir. Esto nos permitirá seleccionar los candidatos más adecuados, ayudando a hacer eficientes los tiempos.

Mi modelo, mis procesos, mi programa de capacitación.

Cada empresa es un mundo y cada concepto de negocio tiene sus particularidades que lo hace diferente. Para elaborar un programa de capacitación a medida, es clave tener siempre presente el modelo de negocio que se busca replicar. Esto nos permite definir la estructura de procesos.

Si tenemos claro este aspecto, será mucho más sencillo definir el lugar, las personas a capacitar y el momento más oportuno para hacerlo.

Planificar pensando con el “bolsillo” del Franquiciado.

Muchas empresas programan su capacitación sobre supuestos ideales que a veces pecan de exagerados. "la capacitación dura 90 días y tienen que venir todos a mi local a entrenarse…" esta afirmación habla muy bien de una marca que quiere garantizar la correcta transferencia de procesos, pero deja en evidencia la falta de sensibilidad y análisis de costos. Por tal motivo es fundamental diseñar la capacitación inicial con el equilibrio justo entre el contenido y los tiempos necesarios para asegurar dicha transferencia.

Los manuales como aliados y no como dificultades.

Hoy en día el manual de franquicia dejó de ser el antiguo libro de textos aburrido y poco ameno para leer. Actualmente existen metodologías de estandarización que buscan agilizar la transferencia, con imágenes, videos y ejemplos, mediante el aprovechamiento de la tecnología. Si la capacitación inicial esta soportada en los procesos y manuales favorecerá la posterior lectura..

Así mismo, si nuestros manuales y herramientas fueron desarrolladas a medida de las necesidades de nuestros capacitadores y las dinámicas de transferencia, podremos aprovechar mejor las instancias previas de capacitación virtual. 

Lograr una capacitación divertida y dinámica.

Evitar el contenido teórico en exceso, incorporando instancias de capacitación práctica. Generalmente la capacitación practica se resume en "mirar, aprender y paracticar" como trabajan las personas más experimentadas, pero si pensamos en actividades prácticas, juegos y talleres de ejercitación, podemos hacer una capacitación que; además se ser entretenida, será sin duda más efectiva.

Trabajar la motivación e integración del grupo.

Sin duda uno de los principales desafíos de un capacitador. Lograr que el equipo de trabajo se sienta identificado con la causa. Este sentido de pertenencia que se debe imprimir en el grupo, ayudará a reducir la rotación temprana de personal.

La puesta a punto.

Antes de que el local abra sus puertas al público, será importante prever instancias de simulacro de operación. Esto si bien está muy relacionado con las tareas de capacitación ayudará en gran medida a detectar cualquier tipo de error antes de que se presenten los clientes reales.

Errores frecuentes en esta etapa.

  • No involucrarse en la previa: Sucede cuando la empresa delega en el franquiciado el 100% de tareas de reclutamiento, entrevistas y selección del personal sin la recomendación y soporte de la marca. Esto nos lleva a perder el tiempo en entrenar a recursos que no cumplían con las condiciones previas de elegibilidad.
  • Copypaste de programa: Uno de los errores más frecuentes en cualquier etapa de preparación de una franquicia. Creer que por haber accedido al programa de entrenamiento de una marca consolidada, podemos aplicarlo a nuestro modelo de negocio.
  • Improvisar: Como consecuencia de la falta de planificación. Esto lleva consigo un sinfín de riesgos de incurrir en sobre costos, o incluso abrir un local sin la correcta capacitación del personal.
  • Apelar solamente a la experiencia de los que saben: Pero si el entrenamiento depende al 100% de la memoria o conocimientos del capacitador, no tendremos nunca un sistema estandarizado de entrenamiento que asegure la misma transmisión del contenido independientemente del capacitador que esté al frente de su dictado.

Como vimos en este repaso, la capacitación inicial tiene una especial relevancia dentro del plan de apertura de una nueva unidad franquiciada. De ella dependerá en gran medida el éxito o fracaso en la réplica del modelo y es por eso que no debe descuidarse ni dejar librada a la improvisación.

Vea la ficha técnica AQUÍ

 

 

 

Fuente: www.centrofranchising.com

7 de Julio de 2021